PARA de perder el tiempo – Sal del coma improductivo

Imagino que piensas que este título NO tiene nada que ver con ahorrar, ganar dinero o aprender a negociar.

perder el tiempo

Te diré una cosa: si piensas que NO tiene na da que ver, entoces te recomiendo que sigas leyendo.

Si lo piensas un poco, verás que se hace evidente: la gestión del tiempo es lo mismo que la administración del dinero, porque el tiempo es dinero.

Quiero que reflexiones bien sobre lo que vas a leer.

Cada persona ha sido bendecida con la misma asignación de tiempo – 168 horas por semana. Bill Gates tiene 168 horas a la semana. Yo tengo 168 horas por semana. Tu tienes 168 horas a la semana. Cada uno de nosotros duerme durante aproximadamente las mismas horas… Lo que nos deja unas 120 horas de vigilia durante una semana.
De esas 120 horas de vigilia, muchos venden la mayoría de las horas a otra persona a cambio de dinero. Van a trabajar. Trabajan durante un tiempo, se van a casa, y, a menudo, traen también algo de trabajo a casa. Esto hace que empiecen a reducir su tiempo libre.

Las tareas domésticas se comen más de ese tiempo, al igual que la higiene personal.. Y sin querer nos encontramos con que nos quedamos con sólo un pequeña cantidad de horas para hacer lo que nos plazca.

Esas horas son NUESTRAS horas. Son las horas en las que nos podemos relajar, ir a ver a nuestros amigos y familiares o ir a hacer deporte o lo que más nos gusta.

Pero pagamos un precio muy alto por esas horas: invertimos mucho tiempo en el trabajo, la higiene y las tareas del hogar para que las horas que nos quedan nos traigan toda la alegría posible.

La mayoría de nuestras decisiones financieras tienen como objetivo o bien hacer esas horas más libres y agradables o hacer esas horas más seguras.

Cada vez que perdemos el tiempo, estamos desaprovechando nuestras valiosas horas libres. Y a la vez no estamos aprovechando el tiempo para trabajar más. Esto provoca que nos atrasemos en el trabajo, que ganemos menos y que nuestra estabilidad financiera disminuya. A la vez, nos atrasamos en casa y nos es más difícil participar de las actividades que más nos gustan porque tenemos trabajo atrasado.

Te dejo mi propio ejemplo:

Algunos días, cuando escribo para TeAyudoASerRico, me levanto de golpe por la mañana y salto a mi ordenador para escribir sobre una gran idea que creo tener en mi mente. Al cabo de unos cuantos párrafos me doy cuenta que el  escrito no me lleva a ningún sitio. Entonces me empiezo a hacer preguntas y acabo borrando el artículo… Ya he perdido media hora! :-(

Otros días, empiezo el día haciendo una lista de todas las cosas que necesito hacer durante el día. Decido sobre qué voy a escribir y en qué me voy a centrar. A continuación, analizo los objetivos a los que quiero llegar con cada una de mis tareas y si encuentro que tienen sentido las encajo en mi horario diario. Me hago preguntas como: ¿A dónde llegaré con esto? ¿Tiene sentido? ¿Seré productivo?
A hacer este proceso puedo tardar unos veinte minutos, pero en el camino consigo descartar tres o cuatro ideas y reafirmar tres o cuatro más. A partir de ahí, nunca me encuentro “perdido” en el trabajo – Ya se lo que tengo que hacer en mi jornada laboral.

Algunos pensaréis que he perdido un tiempo lleno de vitalidad a primera hora de la mañana. Sin embargo, el tiempo invertido en la gestión del tiempo vale la pena – no tendrás que preocuparte más por tu plan diario, sino que te limitarás a ejecutar tus planes. Esto te ayudará a concentrarte y ganar tiempo.

Como resultado final suelo acabar mis objetivos mucho más deprisa y me siento más contento con mi rendimiento y productividad. Si acabo antes, agrego horas nuevas a mi vida personal o me dedico a avanzar trabajo.

El tiempo es dinero, y si aprendes a manejarlo con inteligencia tu cuenta bancaria también lo notará.

¿Cómo puedes hacerlo?

Te dejo cuatro técnicas interesantes que uso a diario:

1. Comienza el día con un poco de planificación. Haz una lista de lo que quieres hacer – por lo general, piensa en tres o cuatro cosas. A parte de hacer una tipo 1, 2, 3, 4, tienes que analizar cada tarea durante un par de minutos y asegurarte de que tienes la información, las ideas y los materiales que necesitas para realizarla. Haciendo esto evitarás empezar tareas y dejarlas a medias. También conseguirás no pararte a la mitad del día para pensar que es lo mejor que puedes hacer (en este caso, normalmente acabarás mirando tu correo electrónico o navegando por no se que página… En fin, perderás el tiempo).

2. Alterna entre sesiones multi-tasking y sesiones de alta concentración. El multi-tasking funciona bien para algunas tareas como hacer llamadas telefónicas, leer correos electrónicos, ordenar ficheros, etc… Estas tareas requieren poca concentración mental y son ideales para hacer varias a la vez. Sin embargo, los platos fuertes de su trabajo si que requieren atención total – y las interrupciones hacen que tardes más tiempo en cumplir tus tareas y reducen la calidad de tu trabajo. Te aconsejo que fijes unos periodos durante el día en que apagues todas las fuentes de distracción (teléfono, correo electrónico, etc…). En esos periodos debes fijarte una tarea y cumplirla totalmente. Edúcate a no parar hasta que hayas hecho el 100% del trabajo.

3. Medita cada día. Esto suena contradictorio, pero realmente funciona. Hacia el final de tu jornada laboral, es fácil que empieces a perder tiempo debido a tu fatiga mental y física. Mucha gente intenta hacer el apretón del final del día para terminar no se qué; pero sin darse cuenta pierde mucho tiempo debido al cansancio – y acaba alargando su jornada laboral sacrificando su tiempo libre.

En vez de hace esto, te recomiendo que medites durante quince o veinte minutos cuando estés cerca del final de tu jornada laboral. Siéntate en una silla y relájate. Evalúa tu día y qué es lo que necesitas hacer. Yo casi siempre me encuentro fresco y alerta después de hacer esto.

4. Escribe siempre tus ideas. Ten siempre un cuaderno y un bolígrafo cerca de ti. Cada vez que algo te venga a la cabeza o que pienses en algo que tienes que hacer más tarde, apúntalo inmediatamente. Luego, un par de veces al día, repasa tu cuaderno e intenta solucionar lo que tienes anotado. Piensa en anotar también tareas personales, gente que quieras llamar o temas similares. Pasar todo esto de tu cerebro al papel te liberará espacio mental y te dará más energía para concentrarte en lo que estés haciendo.

Otra táctica importante es encontrar formas de pasar el tiempo libre que a la vez te ayuden a crecer como persona. Leer sobre temas que te ayuden en el trabajo puede ser una buena idea. Salir a correr es otro ejemplo. Casi cualquier actividad social entra en este grupo. Estas actividades aumentarán tu energía en el trabajo, mejorarán tu agudeza mental, y elevarán el nivel de tu capacidad para interactuar con los demás.

[Si no tienes tiempo, nosotros te arreglamos tu perfil en 2 días para que puedas tener MÁS oportunidades para vender tus productos o encontrar trabajo]

{ 2 comments… read them below or add one }

Hector September 3, 2012 at 2:32 pm

Felicidades y exitos!!. Hector

Reply

admin September 7, 2012 at 1:59 pm

Igualmente Héctor! Si tienes dudas, me gustará ayudarte!

Reply

Leave a Comment

Previous post:

Next post: